Iván Orozco Abad

El 15 de diciembre de 2015 el Gobierno nacional y la guerrilla de las FARC alcanzaron un acuerdo sobre el punto 5 de la Agenda General de negociaciones, en torno a las víctimas y a la justicia transicional. Dicho acuerdo, inicialmente consolidado como parte del Acuerdo de Cartagena del 26 de septiembre de 2016 debió ser renegociado después como consecuencia del triunfo del No seis días después y quedó finalmente integrado al Acuerdo Final del Teatro Colón de Bogotá en noviembre. Lo pactado y que ha empezado a ser implementado legalmente por el Congreso de la República como cristalización del punto 5 implica la creación de un sistema de dispositivos de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición orientado a satisfacer los derechos de las víctimas y de la sociedad en general, los cuales encarnan un difícil balance entre Paz y Justicia. Los mecanismos creados, sobre todo, la ley de Amnistía y demás tratamientos especiales, la Jurisdicción Especial de Paz y la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad y la Convivencia y la Justicia Especial para la Paz pero también la Unidad Administrativa para la Búsqueda de Personas tenidas por Desaparecidas, habrán de jugar, sin dudas, un papel central en los procesos de construcción de Verdad y Memoria que están teniendo y van a tener lugar en el marco del fin del conflicto y de la construcción de paz.

Descargue el programa del curso AQUÍ